El proceso de individuación en adolescentes

APIRSin categoríaLeave a Comment

Hay personas que recuerdan su adolescencia como una etapa de diversión, cambios y experiencias inolvidables. Otros, la recuerdan como una etapa de conflicto y continua necesidad de adaptación a nuevas exigencias. Sin embargo, seguramente todos tendremos el recuerdo de cómo fue nuestra adolescencia, ya que es una etapa de la vida que nos marca y que resulta difícil de olvidar.

Algo que hemos ido observando durante nuestra experiencia trabajando con familias con hijos adolescentes es que, aparentemente, los conflictos empiezan durante esta etapa. Los padres verbalizan no reconocer a sus hijos e hijas y ellos responden a sus palabras refiriendo sentirse agobiados y con una mayor necesidad de intimidad. Esta reivindicación que los adolescentes hacen de su espacio personal tiene mucho que ver con el proceso de individuación. Con individuación nos referimos al proceso por el cual el adolescente comienza a percibirse como una persona independiente, creando su propia identidad con independencia de la de sus padres o cuidadores. La adolescencia es una etapa de la vida de gran relevancia en el desarrollo personal, moral y social, por ello, es importante promover este proceso en los adolescentes que poco a poco, les dotará de autonomía para empezar a dirigir su vida. Con esto no se quiere decir que la familia ya no sea importante en la vida del adolescente, todo lo contrario, la familia es fundamental en la vida de cualquier persona. Lo que queremos decir con esto es que esta etapa conlleva unas nuevas exigencias y responsabilidades que alteran el sistema familiar y requieren de una nueva adaptación de todos sus miembros (padres, madres, hermanos…).

aula retorno

El proceso de individuación se va construyendo a lo largo de toda la vida, pero la adolescencia es una etapa clave para que este proceso se empiece a desarrollar. A continuación, os proporcionamos algunas claves para fomentar este proceso en vuestros hijos e hijas:

  • Genera una estructura familiar que fomente las normas, los límites y las responsabilidades. A través de esta estructura, los adolescentes adquieren seguridad y autonomía, lo que les ayuda a desenvolverse en los demás contextos de su vida y no únicamente en el familiar. Darles autonomía significa creer que son capaces de hacer algo por ellos mismos.
  • Escucha sus nuevas necesidades. Como hemos dicho, la adolescencia es una época de cambios y de continua adaptación a los mismos. Todo el sistema familiar se ve modificado, por ello es muy importante que la familia se adapte a las nuevas necesidades evolutivas que el adolescente desarrolla (mayor intimidad, nuevas sensaciones y experiencias, mayor tiempo con amigos…).
  • Negocia con tu hijo. Las teorías psicoanalíticas postulaban que el enfrentamiento con los padres constituía una parte importante del proceso de individuación. Este enfrentamiento no tiene que conllevar gritos ni enfados, sino que se puede propiciar un clima en el que el adolescente pueda exponer sus necesidades y argumentar cómo conseguir satisfacerlas. Esto no quiere decir en ningún momento que haya que cumplir y aceptar todo lo que piden, sino que se le puede dar voz y voto, aunque la decisión final será dada por los padres.
  • Déjale ser autónomo. Permite a tu hijo o hija explorar, equivocarse y responsabilizarse de sus errores. No hay mejor aprendizaje que aquel que es vivencial.
  • Fomenta la confianza en la familia. Proporciona a tu hijo o hija un espacio para poder hablar de aquello que le aflige, sin juzgar, sin regañar solo escuchando y ayudando a pensar y reflexionar sobre aquello que le preocupa.

Si nos diesen a elegir ¿qué preferiríamos, adolescentes únicamente obedientes o también responsables? A través de las consecuencias conseguiremos únicamente obediencia, pero si fomentamos su autonomía, su capacidad de reflexión y su proceso de individuación, conseguiremos adolescentes responsables y, como consecuencia, adultos autónomos y seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *