I Jornada sobre violencia sexual contra la infancia y la adolescencia

APIRSin categoríaLeave a Comment

En ocasiones la realidad es tan dura que no queremos mirarla de frente. Una parte de nosotros intenta negar su existencia, como el avestruz que esconde la cabeza esperando que no sea real, que quizá pueda ser tan solo un mal sueño o pudiera desaparecer. Así nos ha ocurrido durante lustros con la violencia sexual contra la infancia, la sociedad ha mirado en otra dirección, gran parte de ella lo sigue haciendo. Aunque asomen en el periódico casos de abusos, la magnitud del problema es mucho más amplia y mucho más compleja.

La violencia sexual contra los niños puede adoptar muy diversas formas: incesto y abuso sexual, pornografía, prostitución, trata, corrupción y agresiones por otros niños y adolescentes.

Los niños que son víctimas de violencia sexual sufren mucho más que una intolerable violación de su integridad física: su salud mental también puede verse afectada y pierden toda confianza en los adultos, las personas que en principio deben protegerles. Con frecuencia, las víctimas se refugian en el silencio al experimentar sentimientos de vergüenza, miedo y culpabilidad. Algunas de estas víctimas son tan jóvenes que ni siquiera son conscientes de lo que les está sucediendo y, en numerosas ocasiones, no saben a quién recurrir para pedir ayuda.

La combinación de miedo y vergüenza de la víctima y el mirar para otro lado de los adultos ha contribuido a que este problema esté oculto tras un manto de silencio. Prueba de ello es la escasa repercusión de la campaña del Consejo de Europa “Uno de cada de cinco”.

El 1 de febrero APIR y la UR organizaron una jornada para visibilizar la violencia contra la infancia y una de sus manifestaciones, el abuso sexual infantil. La respuesta de los profesionales de La Rioja fue desbordante; en el aula magna de la universidad nos reunimos más de 120 técnicos mirando de cara la magnitud y las consecuencias de la violencia y el abuso sexual infantil. Escuchamos y participamos de los talleres que gracias a FAPMI nos mostraron campañas preventivas para niños, niñas y adolescente que se podrían implantar en los colegios riojanos y que vienen avaladas por la citada campaña del Consejo de Europa. Asimismo, tuvimos la oportunidad de conocer el entramado del proceso judicial con Raquel Raposo de ADIMA o la intervención psicológica necesaria para ayudar en la recuperación de las víctimas con CAVAS de Cantabria.

P1000871

Con una implicación tan grande como la demostrada el viernes, quizás estemos más cerca de lograr la infancia feliz que todas las niñas y niños merecen.

Desde APIR seguiremos organizando y promoviendo iniciativas como la del 1 de febrero para formar y concienciar a profesionales y a la población en general, apoyados por la universidad, como esta vez, o por cualquier otra institución que quiera sumarse.

 Gracias a todas y a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *